1 jun. 2010

Port St. Johns... Pondo Fever for ever...

Rastrucho... el nuevo hermano de la comunidad...
Con el rubio más excitado y contento que se haya visto en los últimos tiempos, pusimos primera hacia lo que denominamos "Vacaciones en el principado de Port. St. Johns"Fue muy gratificante asistar a la transformación de la cara de la única persona del grupo que aún no se había embebido de las tierras del Transkei, y fue muy lindo ver cómo el sentimiento que habíamos experimentado el resto de los tipulantes hacia un mes atrás, ahora estaba invadiendo el espíritu de un querubín versión boquiabierto. 

El segundo desembarco de la tripulación se hizo con la misma efectividad y éxito que el primero, pero sólo que ésta vez fue muchísimo más emocionante, ya que casi todos nuestros amigos continuaban allí, y sólo la bienvenida duró aproximadamente media hora entre abrazos, saludos, y anécdotas. Introdujimos a Vico, e inmediatamente nos fuimos a fumar uno con Tim al balcón de su casa, momento que aprovechó para mostrarnos un inodoro que había colocado al aire libre, mirando directo al océano.

Steve, Tristan y toda la banda...
En Amapondo estaba Steve, pero esta vez con Rose, quien vacacionaba unos días con sus dos hijos, Ederick y Tristan, en una casa que le prestaban en el medio de la montaña y que pertenece a otro de la eminencias del Transkai, Dave, que al parecer andaba dando vueltas por la selva buscando alguna planta necesaria para alguno de los fenomenales brebajes naturales que prepara y que cada tanto nos convida.

Estaba la bomba atómica de Tania, además de Ani, Angus, Clint, Kate, Stevie, Toto, Dean, Shane, Claire, la hermana de Tim, familiares varios, y Simon, el artesano más genio que conocimos, del que además era el cumpleaños. Cada vez mejor con los timings. Siempre llegábamos para la fiesta. Para festejar, Steve nos regaló unas bolsitas de su Durban Poison, y nos dejó como queríamos y bien parados, en la previa de las vacaciones más gloriosas de nuestras vidas. Nada mejor entonces que sentirse en casa fuera de casa.

De todo un poco...
Todavía no sabíamos que dando vueltas estaba Neil, Lucke, Trixie, Xhantse, y que iban a circular con motivo de las fiestas un sinfín de locos, tatuadores, vendedores ambulantes, mutantes, adolescentes, viejos, familias, y que íbamos a encontrar a través de ellos, todos los hogares que nos albergarían en el resto de nuestra estadía en SudáfricaAdemás de todo esto, entre Steve y Tim nos comentaron que estaban llegando para animar la fiesta, por un lado Jandre, y por el otro, Chris Sangoma, que como por casualidad, también venía a tomarse una semana de vacaciones en Amapondo. Cartón lleno es poquísimo.

Cómo será que este lugar te delira, que apenas nos dimos vuelta para ver dónde se había metido Vico, lo vimos con una rasta en la cabeza, mientras Claire la terminaba al grito de: “A new brother is borning now”. Saquen sus propias conclusiones.

Esas fotos borrosas...
Las tramollas de Vico y Dean...
Para terminar esta introducción debo declarar que teníamos planeado quedarnos diez días hasta pasado el año nuevo, que como suele suceder, o sucedernos, terminaron siendo veinte... y la convicción de comprar tierras y hacernos eco hippies, que viven sus vidas para siempre entre Argentina y Sudáfrica. Lo que pasó en el medio no tiene desperdicio. Lo que se viene son muchas aventuras y excursiones, navidad, año nuevo, pizzas, trance, amor, parejitas, hongos por doquier, scalitium, etcéteras y por una vez en la vida, un final feliz. 

Bienvenidos a las vacaciones de Viaje por África y a uno de los sentimientos más verborrágicos que entre las doscientas personas que llegamos a ser en el lugar fuimos armando. Bienvenidos sean señores al "Pondo Fever"... Hasta la próxima.
Producción bajoneando...

1 comentarios:

Copyright © 2012 Viaje por África All Right Reserved